miércoles, 19 de marzo de 2014

FELICIDADES PAPÁ

     Marcos es muy pequeño para comunicarse por escrito (obviamente) pero lo hace de muchas maneras diferentes. Me gustaría intentar escribir por Marcos como se comunica con su papá, como le quiere, lo que hace con él...
     Mi papá es el mejor papá del mundo. Seguro que todos los niños ponen lo mismo. Pero mi papá es diferente. Mi papá no es el más fuerte, pero me lleva siempre en brazos, desde que nací, muy pocas veces me ha llevado en el carro, siempre cerquita de él. Mi papá no tiene todo el dinero del mundo, pero nunca me falta nada. Tengo su amor, su calor, la ropa que me pone, los juegos que se inventa, las canciones que me canta. Mi papá trasnocha mucho, porque se pasa las noches trabajando para estar conmigo y con mi mamá todo el tiempo que puede. Mi papá no es el más paciente del mundo, pero entiende que tengo que tocar y chupar todo para conocer las cosas que me rodean. Mi papá no es el más amable del mundo, pero aunque esté cansado, estresado, furioso...o simplemente que tenga un mal día, tiene para regalarme siempre una sonrisa y buenas palabras. 
     Y podría seguir poniendo cosas. ¿Pero sabéis por qué digo que mi papá es el mejor papá del mundo? Porque aunque no sea el más fuerte, ni el más rico, ni el más fiestero, ni el más paciente y ni el más amable, cada día intenta ser mejor para que yo aprenda a ser una buena persona, y cambiar para enseñar a otro te hace el mejor del mundo. 
Te quiero papá!!!

Marcos


2 comentarios:

  1. Precioso. Así deberían ser los papás.

    ResponderEliminar
  2. Martin no se puede quejar de papá....y por su puesto de madre!! Muakkk

    ResponderEliminar